• Ani Castro

02 - RUEDA DE LA VIDA

Estamos en constante movimiento. Todos los días algo avanza, algo cambia, algo gira y por supuesto, nuestra vida también.


Antes de adentrarnos a esta herramienta tan preciosa, conocida como "la rueda de la vida", quiero hablarte de la llanta de una bicicleta.




Fíjate en la llanta de arriba. Está bien inflada, es completamente redonda, su estructura es sólida y todas sus partes están en balance. Esta llanta no es una llanta nueva, es una llanta usada y para que se mantenga así requiere ajustes, limpieza y un uso adecuado. Es decir, requiere un buen cuidado y esta llanta definitivamente lo ha tenido.


Por lo tanto esta llanta hará que la bicicleta fluya, que avance hacia su destino, que gire bonito...

Nuestra vida funciona muy parecido a esa llanta, pero las partes que la componen no son de metal, ni de plástico o cualquier otro material tangible. Nuestra vida tiene una estructura intangible, se compone de nuestros pensamientos, emociones, creencias, relaciones, decisiones y muchas acciones.


Y si las partes que la componen no están en balance, sentimos como si estuviéramos andando con la llanta de la bici ponchada.


¡Aquí es donde la rueda de la vida nos va a ayudar!



¿Qué es la rueda de la vida?


Es una herramienta de reflexión, evaluación y evolución.


¿Cómo funciona?

Se trata de hacer consciencia sobre las diferentes áreas que conforman tu vida y hacer un análisis de como te sientes / te encuentras respecto a cada una.



Si buscas en internet esta herramienta, probablemente te aparecerán ruedas con distintas áreas. Cada quién tiene un enfoque distinto, esta rueda es la que a mi me ha ayudado a encontrar mi balance para girar bonito.



¿Cómo se realiza este ejercicio?


PASO 1

Reflexiona sobre cada área, ve pasando de una en una.


Te menciono algunas ideas para tomar de base en tu reflexión:


1. Bienestar. Tu salud física, mental y emocional.

Va desde cuantas horas duermes, si tomas suficiente agua, si haces algún tipo de ejercicio, si cuidas tus pensamientos, por nombrar algunos ejemplos...


2. Amor propio. La atención que te prestas a ti misma, si te pones como prioridad, si te hablas como le hablarías a alguien que amas mucho, si eres paciente, si escuchas tus emociones. Se trata sobre tu desarrollo y crecimiento personal.


3. Familia. Como te encuentras con tu familia, si les dedicas tiempo, si tienen momentos bonitos, si tomaste distancia de quienes te hacían sentir mal o si hiciste las paces con quienes vale la pena.


4. Pareja. Está es prácticamente lo mismo que la anterior pero en relación a tu pareja. Si sientes que es un lugar seguro para ti, si hay confianza, si son un equipo.


5. Amigos. Está área es muy parecida a las dos anteriores, se refiere a estar en sintonía con tus amistades, si te sientes apoyada, que les dedicas tu atención y tiempo.


6. Diversión. El tiempo de ocio, tus momentos recreativos, si le dedicas tiempo a lo que te hace reír, si haces actividades divertidas, si te dedicas tiempo libre para ti misma.


7. Formación. Estás en constante capacitación, estudias, te actualizas, lees libros, aprendes algo diferente cada día, o si tomas cursos, talleres.


8. Trabajo. Sí tu carrera, tu proyecto, tu trabajo o a lo que te dedicas te hace feliz, cumple con algún propósito o te lleva a alcanzar algun objetivo.


9. Finanzas. Si te sientes estable, tienes un colchón, si ahorras, si llevas un control de gastos, si realizas tu presupuesto.


10. Entorno. Está área se refiere a tu casa, tu cuarto o tu espacio de trabajo. Si te hacen sentir en armonía, si están ordenados, si se siente agradable.


11. Realización. Si estás cumpliendo tu propósito, si sientes que estás creciendo, si estás trabajando por alguna meta, si te sientes orgullosa por lo que estás logrando.


12. Contribución. Como haces el mundo un lugar mejor, desde tu amabilidad, dejar propina a los meseros, reducir el uso de plásticos, aportar a alguna causa, proporcionar herramientas o ayudar a quienes necesitan.


Paso 2

Evalua. ¿Cuál es tu ideal en esta área? ¿Cuál es tu situación actual? En base a estas dos preguntas, dale una puntuación a cada área del 1 al 10 y colorea ese cuadrante.





Se sincera contigo, este ejercicio es para ti. No es para juzgarte, exigirte y mucho menos reprocharte. Es para ver donde estás parada, para poder conocer un poquito más sobre ti misma, para hacer los ajustes necesarios donde haya que hacerlos y para llegar a donde quieres. Y por supuesto, para aplaudirte por aquellas áreas donde te sientas satisfecha y orgullosa.



Paso 3

Evoluciona. Lo más importante de este ejercicio, viene después de hacer el ejercicio.


Observa como quedo tu rueda, ¿es realmente una rueda? ¿cuál es el tamaño? o ¿quedo alguna forma extraña sin mucho sentido? Este ejercicio es tu propio diagnóstico, que te servirá para saber en que áreas necesitas tomar acción para recuperar el equilibrio.


Analiza como podrías elevar la puntuación de las áreas que lo necesitan, piensa en una acción concreta y empieza.


MUY IMPORTANTE: No quieras subir todos los puntos al mismo tiempo, porque podría resultar contra producente, no te presionas y trabaja en un área a la vez.


Una vez que te sientas en equilibrio y que tu rueda tenga más forma de rueda, habrán situaciones que pueden llevarte a bajar los puntos en una área y tendrás que enfocarte más en otras. Es normal, es la vida y no podemos controlar todo lo que nos rodea, se paciente con cada proceso.


Lo importante es que no te quedes en ese desfase y poco a poco te vuelvas a estabilizar, para seguir girando bonito, puedes realizar este ejercicio las veces que quieras, reflexionar siempre nos ayuda a evolucionar.


Realiza una acción al día que te haga sentir en sintonía y balance contigo misma.


>> Puedes descargar el formato para realizar el ejercicio haciendo click aquí.


Me encantaría ver tu rueda de la vida, compártela etiquetándome como @tengoplanes

© 2019  tengo planes | ani castro